Skip to main content

¡Hola! Soy Andrés Franck, y soy asesor financiero, ayudando a empresas a navegar por las aguas a veces tormentosas de fusiones, adquisiciones, levantamiento de fondos y financiamiento, y restructuración de sus negocios. Tras más de una década en finanzas corporativas, hace ocho años decidí tomar el timón de mi propio destino y convertirme en emprendedor en mi propio rubro. Hoy, con más experiencia como emprendedor que como dependiente, quiero compartir contigo algunos consejos que me hubiera encantado saber al comenzar.

Consejo 1: Asegura un buen colchón financiero.

Parece evidente, pero no lo subestimes. La vida del emprendedor está llena de incertidumbres. Puedes tener una idea brillante, pero eso no te garantiza el éxito. Es crucial tener un fondo que cubra tus gastos personales y los de tu negocio por un tiempo más que razonable, previendo el despegue del negocio. Sin esto, podrías verte forzado a tomar riesgos innecesarios que te lleven al fracaso más rápido de lo que imaginas.

Este consejo también es esencial para empresas consolidadas. Las operaciones en curso deben ser capaces de soportar las inversiones y los posibles flujos negativos iniciales de proyectos nuevos. Es crucial mantener la solvencia incluso en el escenario de que los nuevos proyectos fracasen.

Consejo 2: Emprende en lo que conoces.

A menudo veo a personas lanzarse a negocios en sectores completamente nuevos para ellos. Ya seas un recién graduado o un veterano en tu campo, sumergirte en un área familiar maximiza tus oportunidades de detectar necesidades y generar ideas innovadoras. La creatividad florece con la experiencia.

Consejo 3: Comienza en pequeño.

Tu idea podría cambiar el mundo, pero también podría no ser el caso. Las ideas más exitosas son aquellas que se prueban, se ajustan y evolucionan constantemente. En lugar de arriesgarlo todo de una vez, avanza en etapas manejables, aprende de cada una y ajusta según sea necesario. Así, cada paso te acerca más a un proyecto robusto y exitoso.

Consejo 4: Mira desde todos los ángulos.

Ponte en los zapatos de tus clientes: ¿entiendes realmente sus problemas y cómo tu producto los soluciona? ¿Qué otras opciones tienen y a qué precio? Luego, considera tus proveedores y otros socios: entiende su perspectiva y ajusta tu enfoque. Un emprendedor eficaz ve el panorama completo y ajusta su estrategia en consecuencia.

Consejo 5: Acepta lo que no puedes controlar.

El factor suerte juega un papel crucial en el éxito. Es importante reconocer que hay elementos fuera de tu control y estar preparado para adaptarte según cómo se desarrollen los eventos. Entender esto te ayudará a manejar mejor los altibajos del viaje emprendedor.

Uno de yapa:

No te diré “no te rindas”. Te aconsejo aprender de tus fracasos y estar dispuesto a cambiar de dirección si es necesario. Perseverar en una idea sin futuro solo garantiza más desilusión. Pero no importa lo que pase, no dejes de intentarlo. Mi mejor consejo es que, ya sea en este proyecto o en otro, no dejes de intentarlo. Una vez más: NO DEJES DE INTENTARLO. Eventualmente lo conseguirás.

 

Espero que estos consejos te sirvan de guía y te inspiren en tu aventura emprendedora. ¡Mucho éxito!

Andrés Franck

SC Corporate Finance – Socio

LinkedIn

Leave a Reply